jueves, 23 de febrero de 2017

CAMBIE LA ENERGIA DEL HOGAR

Decídase a descargar su casa el último día en que la luna se encuentra en cuarto creciente.  Puede verificar la fecha por mes en los c... thumbnail 1 summary
Decídase a descargar su casa el último día en que la luna se encuentra en cuarto creciente. 

Puede verificar la fecha por mes en los calendarios lunares que aparecen en los almanaques de pared o también por internet.

Levántese bien temprano, con la salida del sol y prepárese para el trabajo, desayunando alimentos sólidos.


Piense que su casa con amor. Aunque no sea tan grande y hermosa como a usted le gustaría.

Comience la mañana irradiando energía positiva a su hogar y luego podrá iniciar la limpieza física de su casa.

Para esto es necesario que desarme las camas, saque toda la ropa de los armarios, los libros de la biblioteca, etc.

Limpie minuciosamente los armarios, poniendo especial cuidado en los rincones y en los ángulos de los paredes. No se olvide de las puertas ni de las ventanas. Tampoco de los pisos.

Ahora, disuelva en un balde con agua un litro de vinagre blanco. Humedezca en él un trapo y escúrralo.

Frote todas las ventanas, paredes, puertas y pisos. El vinagre blanco es un excelente purificador, ya que tiene la propiedad de rechazar las vibraciones bajas o negativas.



El estatismo es el mejor caldo de cultivo para las energías negativas. Cuando hay movimiento, en cambio, hay liberación.

En una casa, además del movimiento de sus habitantes, debe haber uno propio.

Cambie los muebles de lugar. Búsqueles otra posición para que permanezca en ella por un tiempo- Mueva los cuadros, renueve la decoración. Juegue con los cambios y no se aferre a un orden fijo.

Ahora encienda tres varillas de sahumerio de su elección y póngalos en el centro de la casa al lado de un vaso con agua.

Busque una tijera bien afilada y corte el aire desde el techo hasta el piso, desde cada uno de los ángulos de las paredes hasta el ángulo contrario.

Comience por las habitaciones del fondo hasta llegar a la puerta de salida. Mientras realiza el corte deberá repetir la siguiente oración:


“Yo…(mencione su nombre completo) en este momento estoy liberando mi hogar de todo lo que no sea Luz.

Con la ayuda de Dios liberaré mi templo de negatividad e inundaré mi alma de alegría.

Corto con todo aquello que perturba, que molesta, que impide mi visión clara.

Lo coto, lo corto, lo corto..Amén”.

Espere a que se consuman los sahumerios y comience a ordenar la ropa, los libros y todo lo que haya sacado de su sitio.

Seguramente ya será entrada la tarde.


No hay comentarios.

Publicar un comentario

Vistas a la página totales