lunes, 20 de febrero de 2017

SAHUMA Y RECARGA TU CASA

Suele ocurrir que notamos nuestra casa cargada con malas energías, sea por la presencia de personas negativas o simplemente porque dejamos... thumbnail 1 summary
Suele ocurrir que notamos nuestra casa cargada con malas energías, sea por la presencia de personas negativas o simplemente porque dejamos pasar mucho tiempo sin limpiarla energéticamente.

Ello repercute en nuestra vida pues notamos que las cosas no salen como lo deseamos por más esfuerzo que hagamos.


Puedes sahumar tu casa buscando remover esas  malas vibraciones para que todo nuevamente empiece a avanzar.

Puede fabricar un inciensario con una vieja lata. Colóquela boca arriba sobre un plato y dentro de ella vierta carbón litúrgico encendido, sobre el que quemará las sustancias necesarias para la finalidad perseguida.

Recuerde que debe cerrar todas las ventanas para que el humo purificador inunde la casa.

Cuando empiece a salir humo recorra toda la casa en el sentido de las agujas del reloj repitiendo las siguientes palabras:



“Oh potencias celestiales, por el poder de Dios Todopoderoso, energías positivas del Universo, acérquense a esta casa y circulen libremente para que no falten el amor, la salud, ni el dinero y que nadie, absolutamente nadie pueda hacernos mal. Protege a….(nombrar a cada uno de los habitantes de la casa y si se tienen animales también) “.

Una vez finalizado ya puede abrir las ventanas para que el aire puro invada las habitaciones de su hogar.

Puede usar las siguientes combinaciones de acuerdo a su necesidad:


Para atraer dinero: 1 cucharadita de canela, 1 cucharadita de mirra y un poco d azúcar rubia.

Para alejar la negatividad: 1 cucharadita de café, un poco de clavo de olor y un puñado de piel de ajo macho.

Para protegerse de las enfermedades: 1 cucharadita de canela, 1 cucharadita de tabaco y un poco de azúcar blanca.


Para purificar el hogar: 1 cucharadita de orégano y 1 cucharadita de café.


No hay comentarios.

Publicar un comentario

Vistas a la página totales