viernes, 3 de noviembre de 2017

PROTECCION PARA SUS HIJOS CONTRA ENERGIAS NEGATIVAS

También los niños suelen ser víctimas de las malas energías o miradas maliciosas de personas que pudieran estar cerca de ellos, sean o no ... thumbnail 1 summary
También los niños suelen ser víctimas de las malas energías o miradas maliciosas de personas que pudieran estar cerca de ellos, sean o no parientes. 

Si no se toman medidas ante ello pueden generar incomodidad, mal humor, dolores de cabeza o inapetencia en nuestros hijos y ello puede irse agravando.


Puede resguardarlos poniendo en práctica el siguiente ritual:

Si se trata de un bebé, tome un elemento que simbolice su espíritu, como un sonajero y átelo con una cinta roja que recién hayas comprado. 

Si cree que el pequeño ya está cargado de malas energías pues lo nota malhumorado, no duerme bien o no come lo suficiente, abra el sonajero por la mitad con la ayuda de un instrumento punzante, coloque ahora cristales de cuarzo dentro y vuelva a pegarlo.

De esta forma habrá vuelto a llenar su espíritu de energía y vivacidad. Agite el sonajero frente al bebé.


Si, en cambio, se trata de niños más grandes, proteja sus camas trazando alrededor un círculo con agua bendita y siempre rociando la cama minutos antes de que el pequeño se eche a dormir.

Para que recuperen la energía perdida dibuje un corazón blanco sobre el lado izquierdo del muñeco o muñeca con que juegan habitualmente y rocíe también con agua bendita invocando la protección al Santo de su devoción.





No hay comentarios.

Publicar un comentario

Vistas a la página totales